Cómo evitar que accedan a nuestra WiFi

La ciberseguridad participa en la mejora de los procesos y la calidad final de todos los servicios

En reiteradas ocasiones hemos escrito algunos artículos sobre las redes WiFi, en los cuales hemos hablado de:

No han sido los únicos artículos en los que hemos tratado este tipo de conexiones, así que dejaremos que puedas buscar algunos más haciendo uso de la lupa que puedes encontrar en la parte superior de la web.

Asegurar nuestra red WiFi…

Estamos seguros que en alguna ocasión, es posible que te hayan hackeado tu propia red para que los ciberdelincuentes puedan obtener acceso a Internet de forma gratuita y aprender a proteger nuestra red es imprescindible para tener una experiencia en línea segura.

Vamos a tratar de explicar lo que debes hacer para asegurar tu WiFi de la mejor manera posible, y lo bueno de ello es que son procedimientos sencillos que te van ahorrar una gran cantidad de problemas en un futuro.

Modificar el SSID y contraseña predeterminada…

Los enrutadores tienen nombres y contraseñas preestablecidas de fábrica. Puede parecer algo bueno, pero dicho nombre revelará la marca de tu enrutador y las contraseñas que utilizan son muy inseguros.

El procedimiento exacto para cambiar los datos varía según la marca. Igualmente, lo único que tienes que hacer es buscar la configuración de Wi-Fi o WLAN en la página de administración del enrutador. Lo más común es que puedas acceder a estos datos por medio de la dirección IP 192.168.1.1. o bien 192.168.0.1

Cambiar el nombre de usuario y admin…

Una contraseña compleja puede ser útil, aunque no es garantía de nada. Por esta razón, bloquear la página de administración del enrutador siempre es una excelente idea. Los enrutadores tienen un admin y nombre de usuario predeterminado, para poner uno nuevo debes ir al portal de administración del router. Tienes que crear un perfil de registro único con un nuevo nombre y una clave sólida. ¡No la olvides!

Habilitar el cifrado…

Con esto permitirás que el tráfico de datos entre los móviles, ordenadores y el enrutador no pueda ser interceptado. Muchos routers tienen el sistema de seguridad WPA2, pero hay que verificar que esté actualizado. Para ello, solo debes ir a la web de administración del router y comprobar que el WPA2 o WPA3 está activado y configurado. Si el enrutador solo adminte WPA o WEP, lo mejor es reemplazarlo por un dispositivo más nuevo.

Activar el Firewall…

Sirve para tener un filtro en el tráfico de red entrante y saliente. Esto quiere decir que funcionará como una barrera contra las páginas de Internet que no sean confiables para evitar ataques o intentos de piratería. Por ejemplo, si el firewall detecta que un dispositivo o software no autorizado está intentando conectarse a tu Wi-Fi, te alertará y bloqueará la amenaza automáticamente.

Bloqueo y Acceso por dirección MAC…

Esta es sin lugar a dudas la mejor acción y complemento al cambio de usuario y contraseña predefinidos por los fabricantes. Cada dispositivo, ya sea móvil, portátil u ordenador, incluso hasta unos simples auriculares, tienen lo que se denomina una dirección física MAC (Media Access Control).

La dirección MAC es un identificador único que cada fabricante le asigna a la tarjeta de red de sus dispositivos conectados, desde un ordenador o móvil hasta routers, impresoras u otros dispositivos como tu Chromecast. Sus siglas vienen del inglés, y significan Media Access Control. Como hay dispositivos con diferentes tarjetas de red, como una para WiFi y otra para Ethernet, algunos pueden tener diferentes direcciones MAC dependiendo de por dónde se conecten.

Las direcciones MAC están formadas por 48 bits representados generalmente por dígitos hexadecimales. Como cada hexadecimal equivale a cuatro binarios (48:4=12), la dirección acaba siendo formada por 12 dígitos agrupados en seis parejas separadas generalmente por dos puntos, aunque también puede haber un guión o nada en absoluto. De esta manera, un ejemplo de dirección MAC podría ser 00:1e:c2:9e:28:6b. Para que puedas ver un mejor ejemplo, mira la siguiente imagen.

Imagen: Xataka

 

Ahora debemos ser capaces de jugar con la configuración de nuestro router y permitir el acceso a nuestra red WiFi, tan solo a aquellos dispositivos que conozcamos su dirección MAC.

Ésta es sin lugar a dudas, la mejor manera de que no accedan a tu WiFi, aunque conozcan la contraseña. ¡Intentarán el acceso!, pero no podrán acceder si la dirección MAC no coincide con la que hayamos indicado en el router, y cada dispositivo tiene una dirección MAC única.

 

adbanner