Serotonina, la hormona de la felicidad

 

La Serotonina y el deseo sexual…

Anteriormente hemos dicho que la Serotonina también es denominada como la «hormona de la felicidad», pero también se le llama la «hormona del placer o «la hormona del humor». Tenemos un claro ejemplo cuando practicamos sexo.

Para que se produzca la eyaculación o el orgasmo, el cerebro (hipotálamo) libera la hormona oxitocina (En las mujeres, la oxitocina igualmente se libera en grandes cantidades tras la distensión del cérvix uterino y la vagina durante el parto, así como en la eyección de la leche materna en respuesta a la estimulación del pezón por la succión del bebé, facilitando por tanto el parto y la lactancia.) a través de la hipófisis (glándula endocrína), tras el orgasmo o la eyaculación, la serotonina aumenta de forma considerable en el cerebro lo que provoca el estado de placer y tranquilidad.

Si no has entendido lo anterior, lo mejor que podemos hacer es pensar que en el momento del orgasmo y la eyaculación se libera la oxitocina, la cual produce los espasmos musculares y una vez acabado, la serotonina (hormona de la felicidad, placer, relajación) aumenta considerablemente, permitiendo hayamos olvidado la mayoría de nuestros problemas.

adbanner